Selva negra

La Selva Negra es una torta muy apetecida en Chile, debido a la fuerte influencia de la colonia alemana en nuestro país que aportó, entre otros, su exquisita repostería tradicional, muy marcada su influencia en el sur de Chile, especialmente en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, donde los kuchen de diversas frutas (incluso semillas como la amapola), tortas, mermeladas y galletas nos remontan a los alpes y otros paisajes germánicos. 

Pero ¿qué es la Selva Negra? Es el nombre de una región montañosa en el suroeste de Alemania, famosa por sus densos bosques y pintorescas villas, propias de los cuentos infantiles que muchos asocian a las historias de los hermanos Grimm.  Ahí está el por qué se llama Selva Negra, sus bosques de hojas perennes evocan algo oscuro, salvaje, misterioso, pero como buen misterio, siempre lo oculto nos despierta el interés por descubrir, así es que esta vez no será distinto y develaremos el secreto que hace tan exquisita a esta torta.

Su sabor tan típico se debe al licor de kirsch que utilizaban las “Omas”. Me imagino que te preguntarás ¿cuál es el licor de Kirsch? El Kirsch o “kirschwasser” se elabora a partir de unas cerezas ácidas silvestres que se dan en la Selva Negra de Alemania, las cuales son recolectadas y machacadas completas, es decir con cáscara y carozo, y luego se extrae un jugo que es puesto a destilar logrando un licor incoloro y de alta graduación alcohólica. Su sabor tan particular es el que se utiliza para preparar esta deliciosa torta cuya receta explicaré a continuación. Lo que sí debo anticiparte que si la sigues al pie de la letra, será una de las favoritas de tus amigos y familia, así es que prepárate, porque seguramente deberás hacerla muchas veces, por que todos se enamorarán de ella.

Selva Negra

Torta Selva negra

La selva negra es una deliciosa y clásica torta que me fascina.
Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de cocción 40 min
Plato Reposteria, Torta
Cocina Cocina Internacional
Raciones 12 raciones
Calorías 430 kcal

Utensilios necesarios

  • Molde para torta de fondo removible

Ingredientes
  

  • Para el biscochuelo:
  • 120 gramos de harina sin polvos de hornear
  • 1 cucharadita polvos de hornear
  • 50 gramos maicena
  • 50 gramos cacao en polvo sin azúcar
  • 8 huevos
  • 200 gramos azúcar blanca granulada
  • 1 cucharadita o 1 sobre de vainilla
  • 75 gramos de mantequilla con sal derretida
  • Para el jarabe:
  • 1/2 taza agua
  • 100 gramos de azúcar blanca granulada
  • 1/4 taza enguindado o licor de cassis se puede omitir
  • Para el relleno:
  • 600 gramos crema de leche o nata refrigerada desde el día anterior
  • 3 cucharadas azúcar flor glas o impalpable
  • 3 cucharadas azúcar blanca granulada
  • 500 gramos de mermelada de guinda ácida
  • Marrasquinos y chocolate bitter rallado para decorar

Elaboración paso a paso
 

  • Biscochuelo:
  • Precalentamos el horno a 180ªC.
  • Cubrimos con papel mantequilla un molde para torta de app 20 cm de diámetro.
  • Reservamos.
  • Mezclamos y cernimos juntos la harina, maicena, polvos de hornear y cacao.
  • Reservamos.
  • En una olla pequeña calentamos el azúcar mezclada con 1/2 taza de agua a fuego suave sin revolver, hasta que se haga un almíbar de pelo, es decir que con mucho cuidado al sacar una cucharada y dejarla gotear sobre la olla se forme un delicado pelo de azúcar.
  • Apagamos el fuego y reservamos.
  • Con batidora eléctrica batimos los huevos completos hasta que estén espumosos y firmes, por al menos 5 minutos a potencia alta.
  • Agregamos el almíbar de a poco y continuamos batiendo por 10 minutos más hasta que se enfríe.
  • Añadimos la mezcla de harina en 3 tandas, mezclandola con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes, para evitar que pierda aire.
  • Por ultimo añadimos la mantequilla derretida y volvemos a mezclar con movimientos envolventes.
  • Echamos la mezcla en el molde reservado y llevamos al horno precalentado por 40 minutos o hasta que al enterrarle un mondadientes este salga seco. Dejamos enfriar en el molde hasta el día siguiente.
  • jarabe:
  • En una olla pequeña mezclamos el azúcar con el agua, calentamos a fuego medio revolviendo ocasionalmente hasta que el azúcar se disuelva.
  • Apagamos el fuego y dejamos enfriar.
  • Agregamos el licor y revolvemos.
  • relleno:
  • Con batidora eléctrica batimos la crema, cuando comience a espesar agregamos el azúcar granulada y continuamos batiendo hasta que este espesa (punto chantilly)
  • Agregamos el resto del azúcar.
  • Reservamos.
  • Montaje:
  • Cortamos el biscochuelo en 3 capas.
  • Ponemos la primera capa en el plato que presentaremos la torta, agregamos un tercio del jarabe.
  • Esparcimos la mitad de la mermelada y un cuarto de la crema chantilly.
  • Ponemos la segunda capa, le echamos el jarabe, el resto de la mermelada y otro cuarto de la crema chantilly.
  • Ponemos la tercera y ultima capa, mojamos con le jarabe y cubrimos la torta con la crema chantilly restante.
  • Decoramos con chocolate rallado y marrasquinos y ¡A disfrutar!

Notas

Si te gustó esta receta síguenos en instagram y agrega irenemercadal.com a favoritos para ver todas nuestras recetas.

Deja un comentario

Calificación de la receta




Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.